lunes, 30 de diciembre de 2013

martes, 24 de diciembre de 2013

sábado, 21 de diciembre de 2013

Husmeo




Y me acuerdo, me acuerdo, me acuerdo...

viernes, 20 de diciembre de 2013

sábado, 14 de diciembre de 2013

Drume, negrita o los tiernos hilos de la autoficción



Escribimos a partir de lo que somos. Y quizá somos, también, un poco lo que escribimos. De ese modo, nos convertimos en autoras y creadoras de nuestras propias vidas; o, por lo menos, generamos la ilusión de que lo somos.

En el siglo XX la escritura ha incorporado masivamente el dispositivo de la autoficción como recurso temático. Y con unos resultados excelentes.

La semana pasada tuve la suerte de asistir a Drume, negrita, el espectáculo de Sofía Cruz y Pablo Boutou, basado en los retazos de una vida acaecida entre la isla de Cuba, los Estados Unidos y la ciudad de Sevilla. Una vida de carne y hueso, presente por otro lado, durante la representación, en el patio de butacas. La de la madre de la artista.

Y es que hace aproximadamente año y medio tuve también la suerte de asistir al inicio del proceso de búsqueda, de investigación. Ese instante en el que la necesidad de contar prueba, toca y tantea en busca de aquellos hilos capaces de componer el relato. Sofía Cruz estaba convencida -y con razón- de que la vida de su madre contenía una buena historia, una historia que ella quería -y debía- contar.

De ese modo nació el germen de lo que se ha convertido en Drume, negrita, un auténtico patchwork escénico tejido a base de todos esos hilos que Sofía Cruz ha encontrado, acariciado y atesorado en sus años de vida. Imagino, a través de muchas conversaciones y horas de escucha. La imagen de lo textil, del patchwork, con sus viñetas desiguales y ajenas a un acabado perfecto y pulido, se me antoja apropiada para describir lo que una encuentra sobre ese escenario.

Mucha música como hilazón del periplo de una vida que nace en Cuba, es expulsada después a Estados Unidos, y finalmente viaja a España. Imagino también que las licencias poéticas, por fortuna, son numerosas. Estamos ante una pieza de ficción, obviamente; o mejor dicho, de autoficción. Y la música hace girar el propio espacio escénico, y nos lo transforma, trasladándonos en ese viaje tan largo, tan intenso y tan precioso.

Solo una actriz, solo una. Tres vestidos, más o menos, y un delantal. Una maleta. Y prácticamente nada más. Se lo juro. Ah, bueno, sí: un par de botas rojas que dan muchas ganas de levantarse y tocar. El resultado: ese maravilloso tejido de casi hora y media en que una ríe, llora y tiene ganas de bailar, bailar, bailar.

Pablo Boutou, también actor, se estrena en la dirección y en la co-dramaturgia -con la propia Sofía Cruz- en esta pieza llena de caricias, de ternura y de reconocimiento. Con elecciones muy inteligentes y acertadas. Y Sofía Cruz, que tiene ese enorme y no tan común talento para la comedia, llena el escenario hasta más allá de lo imaginable... Si la autoficción se ha convertido en un recurso narrativo de primer orden, el cuerpo y su fisicalidad consiguen el resto.

Hay momentos dramatúrgicamente extensos, que sin duda se irán autolimitando con el rodaje. Pero lo que Drume, negrita ha conseguido es algo mucho más difícil de lograr; emocionar de una forma profunda, sincera, a partir de la menos pretenciosa de las pretensiones: contar el relato de una vida. Y tejer los hilos precisos, con mimo, con amor, para ofrecérnosla.

Escribimos a partir de lo que somos, y de lo que son quienes nos rodean. O de lo que pensamos que son. Con nuestros relatos, modelamos y cincelamos un mundo que continuamente nos sorprende y nos rebasa. Y cuando esos relatos son de pura lana, tan cálidos y amorosos, una sale muy reconfortada de la historia. Y mejor.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Diciembre


Alargar la mano y TOCAR.


(The Frog Prince. Imagen del calendario de 2013 The Fairy Tales of the Brothers Grimm, de Taschen)

lunes, 2 de diciembre de 2013

En una tarde muy hermosa de diciembre














Hago limpieza y tiro papeleo fálico y diverso a la basura.
Me acuerdo de la lluvia, del viento y del paraguas rosa que se dio la vuelta.
Envío mails.
Me acuerdo de las lágrimas fáciles.
Escribo sobre LO SENSORIAL y sus ventajas para la escritura.
Me acuerdo de la risa sonora.
Construyo una caja de cartón.
Me acuerdo del brillo eterno de la calle.
Abro una ventana nueva en el calendario de adviento.
Me acuerdo de la grisura y de su calma. Me acuerdo de que no importaba.
Desayuno sin hambre.
Me acuerdo del vino del vino del vino.
Me enjabono el pelo con suavizante.
Me acuerdo del chocolate.
Bebo mucha agua.
Me acuerdo del dolor de cabeza.
Traduzco a Gertrude Stein.

Me acuerdo de tocar.
Me acuerdo de besar.
Me acuerdo de vibrar.
Me acuerdo del Norte.

Tengo frío.
Y me acuerdo de ti.


Bilbao-Madrid 
(Noviembre 2013)

domingo, 1 de diciembre de 2013

Círculo virtuoso

"Era uno de esos días en que está a punto de nevar... y el aire esta cargado de electricidad. Casi puedes oírla. ¿Verdad? Y esa bolsa está bailando... conmigo... como un niño pidiéndome jugar, durante quince minutos. Es el día en que descubrí que existe vida bajo las cosas y una fuerza increíblemente benévola que me hacía comprender que no hay razón para tener miedo jamás. El vídeo es una triste excusa, lo sé, pero me ayuda a recordarlo; necesito recordar a veces que hay tantísima belleza en el mundo que siento que no lo aguanto, y que mi corazón va a colapsar"

(Ricky Fitts, American Beauty, 1999)

lunes, 18 de noviembre de 2013

domingo, 17 de noviembre de 2013

Noviembre



Por fin.


(The Star Coins. Imagen del calendario de 2013 The Fairy Tales of the Brothers Grimm, de Taschen)

sábado, 2 de noviembre de 2013

1 de noviembre




(Imágenes de dailyrepublic.typepad.com y thorntonwilder.com)

viernes, 1 de noviembre de 2013

El lugar más bonito del mundo



"Fue siendo alumno de ese hombre cuando empecé a preguntarme si los literatos no sufren alguna variedad de desequilibrio mental, desequilibrio que, pensando en el trepidante balanceo nocturno de Albert Vetch, he denominado el mal de la medianoche. Este mal es un insomnio de origen emocional: el paciente se siente en todo momento -aunque escriba al amanecer o a media tarde- como si estuviera echado en un asfixiante dormitorio, con la ventana abierta de par en par, mirando un cielo lleno de estrellas y aviones y escuchando el golpeteo de un postigo, el paso de una ambulancia, el zumbido de una mosca atrapada en una botella vacía, mientras todo el vecindario duerme a pierna suelta. Ése es el motivo por el cual, en mi opinión, los escritores -al igual que quienes padecen insomnio- son tan propensos a sufrir accidentes, se sienten obsesivamente corroídos por el cáncer de la mala suerte y las oportunidades perdidas, tienen tanta predisposición a darle mil vueltas a todo y son incapaces de dejar de pensar en algo que les ronde por la cabeza por mucho que se les inste a ello"


(Michael Chabon, Wonder Boys)


sábado, 26 de octubre de 2013

La Nariz



CONTROL CONTROL CONTROL
-reza el mantra
Cuando:
el tiempo atmosférico
la ventana de mensajes de fb
el amor/deseo
y otras cosas
ESCAPAN, SE NOS
(Imagen interna: hay una bailarina de Pina Bausch en mi interior, frágil pero dura al mismo tiempo, dándose de hostias contra las paredes...
A girl like me is dead in places
other girls feel liberated...).

Esta entrada no tiene ningún sentido
-he vuelto a ser envenenada con cafeína, me temo.


(Imagen de The Nose, de Shostakóvich, montaje del Metropolitan Opera House de NY)

jueves, 24 de octubre de 2013

Little Lambs Project



Siempre nos quedarán las nanas

viernes, 18 de octubre de 2013

Teatro Mínimo


En cosa de una hora estaremos presentando el segundo número de Teatro Mínimo, con mini textos de hace dos años. En el Salón del Libro Teatral, que se celebra durante todo este fin de semana en la Nave 16 de Matadero Madrid.
En el enlace se puede leer Bicicleta.

jueves, 17 de octubre de 2013

Wabi-Sabi



 
Alrededor, ninguna planta en flor
                    Ningún destello de las hojas de arce,
                      Únicamente una solitaria choza
                 de pescador
         En la orilla a media luz
                          De este principio de otoño.


                                         FUJIWARA NO TEIKA
                               (1162-1241)

lunes, 14 de octubre de 2013

Octubre



El pantalón azul no tiene por qué marcar el canon de belleza.


Y hablando de cánones con noviembre ya a la vista...

Que gire la rueca...


(Sleeping Beauty. Imagen del calendario de 2013 The Fairy Tales of the Brothers Grimm, de Taschen)

sábado, 12 de octubre de 2013

No hay imágenes que

"Joseph-. Todos los días me repites que no sé.
Te obedezco.
Quieres caminar de noche, caminamos por la noche.
Quieres evitar los pueblos, evitamos los pueblos.
No quieres pescar para que nadie nos vea, no pescamos.
No quieres que hagamos fuego...
no hacemos fuego y comemos hierbas crudas.
Cuando no hay hierbas... comemos arena.
Hacemos lo que tú quieres.
Seguimos el río desde hace semanas...
Nos escondemos como animales porque tenemos miedo de todo.
Yo no hice nada malo.
No quiero seguir escondiéndome.
Quiero arroz."


(Suzanne Lebeau, El ruido de los huesos que crujen)

domingo, 6 de octubre de 2013

Querida dulce rutina



Despierta con el sonido de la lluvia
Nada 30 largos
Siéntete como Peggy Olson a la hora de comer
Menstrúa en la montaña
Reconcíliate con la investigación
Hazte un pinterest
Vuelve a ver el primer capítulo de Los Soprano
Y también El Apartamento
Lee siempre a Suzanne Lebeau antes de dormir

Enjoy the Sunday...

jueves, 26 de septiembre de 2013

Adiós, Ana



Gracias por dejarnos tu gran fuerza...


(In memoriam Ana Vázquez de Castro)

jueves, 19 de septiembre de 2013

Ibiza. There is nothing finer...

video


(Acción performativa de Diana Bauer, Zona Dymamic)

lunes, 16 de septiembre de 2013

Hoy es domingo 15 de septiembre...


video

la danza de las luciérnagas neoyorkinas

martes, 10 de septiembre de 2013

sábado, 7 de septiembre de 2013

Septiembre



"Viendo pornografía, el feminismo se me bajó de la cabeza al estómago"
"Aquel primer fracaso fue nuestro principal impulsor"

(Jill Greenhalgh, sobre los inicios del Magdalena Project)

Y que corra la sangre, sobre la tierra, toda toda...


(Rapunzel. Imagen del calendario de 2013 The Fairy Tales of the Brothers Grimm, de Taschen)

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Cosas que hacer (si ya estás en Madrid) (3)



Mujeres encerradas. 
Lecturas dramatizadas por TurliTava Teatro

Domingos 8, 15 y 22 de septiembre, en librería La Marabunta, a las 20,30h
C/Torrecilla del Leal 32

(Empezando, esta semana, con Sing sing blues de José Cruz, el autor de Los vivos y los (m)íos... 
Razón por la cual convendría no perdérselo...)

Cosas que hacer (si ya estás en Madrid) (2)



La primera edición del macro festival de teatro de mujeres, en Madrid

Del 3 al 8 de septiembre en los Teatros del Canal

Cosas que hacer (si ya estás en Madrid) (1)



Madres e hijas. Un tema literario por explorar
Taller de lectura y escritura con Laura Freixas

En la sede de Helvéticas Escuela de Escritoras de Madrid
C/Montera 10

9, 10 y 11 de septiembre, de 18 a 21h.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Mi oficio



Ya no deseaba tanto escribir como un hombre, porque había tenido a mis niños, y me parecía que sabía muchas cosas sobre la salsa de tomate, y aunque no las pusiera en el cuento, era útil para mi oficio que yo las supiera; de un modo misterioso y remoto hasta esto servía para mi oficio.

*

Cuando escribo algo, suelo pensar que es muy importante y que soy una gran escritora. Creo que a todos les ocurre igual. Pero hay un rinconcito de mi alma donde sé muy bien y siempre lo que soy, es decir, una escritora pequeña, muy pequeña. Juro que lo sé. Pero no me importa mucho. Solo sé que no quiero pensar en nombres; he comprobado que si me pregunto "¿una pequeña escritora como quién?", me entristece pensar en nombres de otros pequeños escritores. Prefiero pensar que nadie ha sido nunca como yo, por pequeña escritora que yo sea, aunque como escritora sea una pulga o un mosquito. Lo que sí es importante, en cambio, es tener la convicción de que es justamente un oficio, una profesión, algo que se hará toda la vida. Pero, como oficio, no es broma. Existen incontables peligros además de los que he mencionado. Estamos continuamente amenazados por graves peligros en el mismo instante de redactar nuestra página. Existe el peligro de ponerse de repente a coquetear y a cantar. Yo siempre tengo unas ganas locas de ponerme a cantar, debo contenerme mucho para no hacerlo. Y está el peligro de estafar con palabras que no existen de veras en nosotros, que hemos encontrado por casualidad fuera de nosotros y que reunimos con destreza porque hemos llegado a ser bastante listos. Está el peligro de pasarnos de listos y estafar. Es un oficio bastante difícil, como veis, pero es el más bonito del mundo. Los días y los asuntos de nuestra vida, los días y los asuntos de la vida de los demás a los que asistimos, lecturas e imágenes y pensamientos y conversaciones lo alimentan y crece en nuestro interior. Es un oficio que se nutre también de cosas horribles, se come lo mejor y lo peor de nuestra vida, en su sangre fluyen tanto nuestros sentimientos malos como los buenos. Se alimenta y crece en nuestro interior.


(Natalia Ginzburg, Las pequeñas virtudes)

lunes, 12 de agosto de 2013

Berliner Sommer

Comerte un bocadillo de queso gruyère en el avión. Acompañado de zumo de manzana.
Mientras lees la Gramática de la fantasía, de Rodari.
Fumar hierba, beber vino portugués. Jugar a cosas raras sin terminar de entender.
Cosas que pueden verse desde la ventana de la intersección de Bossestrasse con Corinthstrasse: un hombre en la huerta, la central de taxis de Berlín, una calle concurrida, al fondo, a la derecha, la cabeza (quizá) de una cabra, el cacareo de un gallo, un abejorro del tamaño de un avestruz (y entonces cierras la ventana).
Un cubo de fregar lleno de masa para waffles (gofres) recorriendo el tren suburbano, camino de Kreuzberg.
No encontrar agua fría en el Lidl.
No encontrar agua sin gas (en el Lidl).
Para conectarte a Internet: nada como el ordenador público de un bar turco que funciona con monedas y no devuelve cambio.
Biergarten cerca del río: sandwich de pan casero con salmón rallado (?) y queso (¿Philadelphia?). Primera cerveza.
Adoro los pepinos alemanes. Y el salami.
Todo Berlín es un campo de fresas. En el mes de julio.
Erich Kästner!
Hacer yoga en Hasenheide Volkspark. Aprender a respirar con la vejiga.
Cuando tiró los restos del paquete de harina y las cáscaras de los huevos a la basura, salieron revoloteando un montón de moscas de la fruta que invadieron la cocina.
Sigo leyendo a Rodari.
Quiero ir a East Side Gallery, a contemplar los restos del muro.
Quiero ir a Tiergarten etc.
Hoy nos mudamos de nuevo, esta vez con dos chicos. Tendremos nuestra propia habitación.
Madrugar y comprar zumo de naranja, una fresquilla y leche chocolateada (sin lactosa) para desayunar
Reunión pre-performativa a las cinco
Such a beautiful women, such a beautiful men
Pizza cuatro quesos para cenar: la opción de cuando no tienes ganas de tomar decisiones
...





















...Bayer pills boxes


...el mejor lugar del mundo para hacer un taller de escritura


...pan con maíz y zanahoria

...our hosters








...Chris Müller


...y su amanecer






...grosses deutches Frühstück*












...Schlachtansee



...postLeonor bodies



...und Zürich


*Morgenstund' hat Jold im Mund-Wer lange schläft, bleibt ocj jesund

Página vista en total