lunes, 22 de febrero de 2010

Clí-to-ris

Leo con excitación que el Ministerio de Igualdad va a subvencionar una investigación de la Universidad Complutense de Madrid cuyo objetivo es justamente trazar un mapa de excitación sexual del clítoris. Lo publicó el ABC la semana pasada.

El clítoris... Siempre que leo esta palabra cunde mi regocijo interior. Y si es en prensa de derechas más. Es fascinante constatar el poder con el que resuenan algunos términos... y el miedo que invocan, por tanto.

Y por una vez me alegro de no parecer la única que piensa en el clítoris. La investigación de la Universidad Complutense quiere servir para dar nuevos pasos en la solución de las consecuencias que patologías como el cáncer o agresiones como la ablación tienen sobre la vulva. Yo pensaba que cuando una mujer era mutilada no había vuelta atrás. Me parece muy buena noticia que no sea así, y personalmente -es decir, más allá de los fines médicos- me encantaría que el susodicho mapita se distribuyera, en formato de tarjetas de visita, una vez que la investigación llegue a su fin. Yo incluiría un apartado a rellenar de forma individualizada. Porque a fin de cuentas... cada clítoris es un mundo, ¿no?

Parece que la existencia de un órgano cuya única función es el placer da miedo y produce bastante desconcierto. El miedo se traduce en rabia y la rabia en violencia... al menos en algunos casos. En otros, por fortuna, el desconcierto se traduce en felicidad, mucha felicidad, horas y horas de felicidad. Por todo ello digo que es evidente el poder de la palabra.

¿Alguien se imagina semejante revuelo porque una investigación para paliar las consecuencias del cáncer de próstata fuera subvencionada? Yo no. Estoy segura de que eso se financia; y también me alegraría si a alguien se le ocurriera dibujar un mapa de excitación sexual de la próstata (porque la próstata también es una zona erógena, ¿verdad? Aunque lo digamos casi en voz baja o no lo digamos...).

Por la parte que me toca, voy a celebrar cada vez que vea que alguien más se ocupa del clítoris y del placer femenino. Y cada vez que veo la palabra escrita y constato su poder: ¡clí-to-ris!

2 comentarios:

... dijo...

Pense que jamas encontraria algo decente, he checado miles de blogs...
En fin, me gustaria poder iniciar contacto con una mujer que si esta interesada por si misma y no tiene miedo a ser...
Si desea mi blog esta a su disposicion, acepto cualquier tipo de critica.
Saludos.

Ilse

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Hola Ilse

Muchas gracias!
Pues está muy bien tu blog, coincido con muchas cosas. Seguiré mirando.

Un saludo!

Página vista en total