lunes, 3 de noviembre de 2008

Bye, bye Bush...

Mañana se celebran las elecciones estadounidenses. A estas alturas, y dada la presión y la sobrecarga mediática, una tiene la sensación de que tiene que votar. Aunque, qué duda cabe, las cuestiones del gobierno estadounidense tienen, queramos o no, efectos e implicaciones planetarias.

Yo soy algo escéptica. No creo que Obama vaya a suponer un cambio radical para el mundo (¿lo supuso Clinton?), aunque no negaré que, en caso de tener que votar efectivamente, mi elección se inclinaría claramente por él. Me parece importantísimo que pueda ser elegido el primer presidente negro en un país con una proporción tan enorme de población afroamericana. Les ha costado, pero por fin parece que se consigue. Además, no me hace ninguna gracia la posibilidad de que la vicepresidencia norteamericana sea ocupada por una conservadora integrista como Sarah Palin.

Pero, por encima de todo ello, lo más importante, lo fundamentalmente positivo, y que debería hacernos saltar y bailar de alegría (imagen: Julie Andrews, escena inicial de "Sonrisas y lágrimas"), es que, pase lo que pase, y se recuenten los votos como se recuenten, Georges W. Bush no podrá salir elegido esta vez. Au revoir. Ya era hora.

Como despedida sincera, nostálgica y emotiva, dejo un enlace al siguiente vídeo:
http://www.youtube.com/watch?v=9eDJ3cuXKV4


Bye, bye Bush...

2 comentarios:

Rosa roja del desierto dijo...

Nunca mejor dicho. Adios Busch, Adios a la belicosidad en el mundo.

Saludos desde Gran Canaria.

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Hola Rosa Roja del Desierto

Pues sí, la marcha de Bush para siempre jamás es un resultado positivo de la jornada de hoy, que ya es seguro.

A ver si es verdad que un gran cambio está por venir.

Saludos!

Página vista en total