domingo, 8 de febrero de 2009

Empoderamiento

Hoy ha terminado mi primer taller de autodefensa feminista. Increíble. Alucinante. Lo recomiendo a todo el mundo. No me imaginaba que lo de la parte física, los golpes y eso, me fuera a gustar tanto. En fin, soy y siempre he sido una persona muy pacífica. Sólo que ayer me di cuenta de que no había golpeado nada en toda mi vida, y que además no existen espacios ni momentos para gritar. Y últimamente creo que me viene haciendo falta.

Que no se me entienda mal. No es que quiera golpear ni gritar a nadie. No se trata de descargar violencia ni nada de eso. Se trata de que, golpeando una esterilla de camping enrollada me he dado cuenta de que podía hacerlo: de que tengo fuerza y puedo usarla.

Y yo siempre diciendo que la violencia, autodefensa, deportes marciales, etc. sólo engendran más violencia. Parece que algo me ha cambiado un poco los esquemas este fin de semana.

En el fondo, lo más importante es el tema del empoderamiento. Algo de lo que el feminismo sabe mucho y las mujeres deberíamos saber más. Creo que el empoderamiento consiste justamente en eso: darte cuenta de que puedes. No está nada mal. Nada mal. Ha sido lo mejor de las últimas semanas.

Eso, y el entretejimiento de redes de amistad. Alguien en el taller ha comentado que es una de las cosas más importantes del feminismo: la creación de redes de solidaridad entre mujeres. Creo que tiene razón. Una red gigante, que apoya, sustenta y anima cuando más se la necesita.

Gracias.

9 comentarios:

rosaroja dijo...

Hola! Te dejo las señas de un librito, que terminé de leer el fin de semana pasado. Es una auténtica gozada. El título lo dice todo. Lo lees de una tirada, pequeño y con menos de cien páginas.

Miedo a ser pretende romper moldes y ayudar a las mujeres a encontrar su propia identidad personal huyendo de los modelos establecidos por la sociedad.
Las mujeres y los hombres somos dos culturas diferentes. La identidad cultural supone una manera de ver el mundo, una manera de interpretar la realidad y también unos miedos incorporados a esa percepción. Las mujeres que aprenden los modelos de liderazgo conocidos aprenden formas que no le son propias. Y es entonces cuando las mujeres comunican desde la impostura.
Miedo a ser plantea la búsqueda del auténtico liderazgo femenino, un liderazgo para todas las mujeres, no para unas cuantas que están destinadas a ocupar cargos en la empresa o en los gobiernos. Es el liderazgo que aparece cuando idenfiticas el miedo a no responder a los esteriotipos y te das permiso a ser como eres, cuando pierdes el miedo a ser.

En este libro Carmen García Ribas aplica una perspectiva muy novedosa a la situación de las mujeres en el mundo profesional, a partir de un concepto revolucionario: la impostura surge como un arma femenina para intentar superar el miedo a no ser aceptadas.

Espero q te guste mucho.

Saludos socialistas desde Gran Canaria.

MujeresNet.Info dijo...

Hey, qué bien ese curso, y más que bien que te haya ayudado más allá de lo físico.
Así es, se trata de darnos cuenta de que podemos.
Y aquí estoy, hablando de redes y porras.
Un abrazo
Elsa

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Hola!

Muchas gracias por la sugerencia del libro, lo buscaré.
La verdad es que ha sido una experiencia increíble, por todo lo qu explicaba.
En cuanto a lo de las redes, creo que es una de las cosas por las que disfruto con esto de la blogosfera, así que a seguir!

Besos

a p n e i c a dijo...

Como me habría gustado poder ir. Me contenté con una disertación sobre masculinidad masculina dentro del patriarcado. algo es algo.

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Ja, ja, apneica, eso de la masculinidad-masculina-patriarcal me suena.
Voy a colgar el enlace al blog de la profe que dio el taller, porque recorre toda España dando talleres y a la mejor pillas en algún lado

Maeve dijo...

Yo estuve en un curso hace unos mesecillos. Y me encantó. A mí hace tiempo que me gustan las artes marciales y otros tipos de lucha. Para mí lo más importante no es sólo saber que podemos, sino reclamar el uso de la violencia para defendernos. Es poner unos límites claros, saber y hacer saber que estamos dispuestas a defenderlos - a muerte. Una de las cosas que me resonó más de mis lecturas acerca de autodefensa feminista es que no se puede renunciar a algo (la violencia) si nunca lo has tenido. Es decir, que tenemos que saber que podemos para poder decidir que no queremos. Pero también saber que no nos vamos a dejar pisotear.

A mí también me gusta tu blog.

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Hola Maeve!

Gracias por tu comentario, realmente me encantó el taller y me gustaría seguir con lo de la autodefensa, sólo que no sé muy bien dónde ni cómo.
¿Qué has leído sobre el tema?

Besos y gracias!!

ac dijo...

Hola Lola, soy Ana una de las chicas que montó el taller del fin de semana pasado! qué ilusión encontrarte gracias al blog de Maitena!!! para mí el taller y Maitena ha sido el segunfo hito - como dice Marita (o Liz!) en mi vida feminista!!! estoy empoderadísima y entusiasmada y sé que si hubiera hecho otro taller de autodefensa sin marco feminista y de empoderamiento, me habría venido abajo... Muchos bicos, Lola, este fin de semana os escribiremos b & yo, por si alguna quiere quedar y pactar...muaaaaaaaa!

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Hola Ana!

¿Qué tal? Yo también salí entusiasmada del taller, la verdad es que estaba pensando cómo continuar.
Me gustaría que saliera la quedada de este finde, y lo hablamos.

Besos!!

Página vista en total