jueves, 11 de mayo de 2017

El viernes (el otro) escribí

1. Rue de Turenne: cruce de miradas a través del cristal escarchado de un escaparate.
2. Rue de Turenne (encore): me deseas, te deseo.
3. Rue de Turenne (encore, encore): ¿podríamos poseernos antes de que empiece a nevar?
4. Rue de Turenne (boutique): Escógeme a mí.
5. La fleur.
6. Paris, Paris... La vida en un sobrecito de papel, en un bolsillo de la mochila, en la tapa de una maleta...
7. Croque Monsieur, camino de Beauvois: los campos nevados. ¿Qué hace una chica como yo en un autobús como este?
8. Pringles con paprika, una pista de despegue helada, penumbra y calor a bordo... Volamos a...
9. MADRID. Adiós, Ma petite soeur... Madrid de nuevo, Línea 8.
10. Casi las 10 de la noche y una ducha caliente. Ya nada.
11. Su cuello blanco. Hay algunos lugares: un tatuaje que representa una flor, roja y negra. Pero hay blancura y un pelo muy negro cortado a trasquilones. Hay un cuerpo nuevo: 12 kilos menos y anorexia en ciernes. Ha habido deseo. Y hay una vertical al cielo: recientemente estrenada, todavía insuficiente. Hay un dolor que se está quedando viejo. Y hay algunas cosas nuevas esperando el final del invierno (primavera: sexo hipster, Leonor y una gran mudanza en perspectiva).
12. Cenamos tortilla de patata, frente al televisor. Recordamos las aves dando vueltas en los asadores, la Rue du Montorgueil, el vino tinto en mantel verde de cuadros, la nieve, sucia y encharcada, cerca del Sena.
Enero 2013: todo sigue, pétalo a pétalo; todo sigue, pero ya nada es lo mismo.

3 comentarios:

patricia metola dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
patricia metola dijo...

Iba a poner un corazón, pero por cursi no ha salido.

Lola Fernández de Sevilla dijo...

Oh... No sabía que andabas por aquí leyendo... ¡¡Muchas gracias!!

Página vista en total