miércoles, 3 de junio de 2009

La nueva ley del aborto II

Imagina que tienes 16 años, imagina que vives en un pueblo de Andalucía, o de Galicia, o de Castilla-La Mancha... Imagina que te gustó aquel chico... o no, que sólo quisiste pasar un buen rato. Imagina que te emborrachaste... o no, estabas sobria. Imagina que fue con tu novio... o con el novio de tu mejor amiga.

Ahora estás embarazada. No importa qué hicieras, cómo lo hicieras o por qué. Mereciera la pena o no, lo hiciste. Ahora estás embarazada. Pero sólo tienes 16 años; ¡16 años!

Piensas que si se lo dices a tu madre le vas a dar el disgusto de su vida. Sabes que si se lo dices a tu padre te va a echar la bronca de la tuya. En tu cabeza resuenan las palabras "sólo eres una niña". ¿Y la gente? La gente se enterará enseguida, y empezarán los rumores, te volverán loca...

A los 16 años no se puede estar embarazada. O sí. Resulta que sí.

A los 16 años no se puede echar un polvo. Pues sí. Resulta que sí.

¿Y ahora? ¿Qué haces? Le das vueltas, y más vueltas. Fuiste al médico, a uno desconocido, en el pueblo de al lado. Te explicó tus opciones y aunque en aquel momento sus palabras no eran más que sonidos huecos que golpeaban contra las paredes de tu cabeza, sabes que si no tomas una decisión lo antes posible perderás toda oportunidad de decidir nada.

¿Qué quieres? ¿Qué esperas? ¿Al próximo finde, cuando salgas y vuelvas a divertirte y puedas olvidarte de todo este lío? ¿Al verano, cuando puedas escaparte a la playa? ¿Esperas a que se produzca un milagro y todo esto desaparezca? Esperas a tener 18, y acabar el instituto; quieres ir a la universidad, irte a vivir fuera del pueblo; entonces serás mayor, podrás tomar una decisión más fácilmente.

Sólo que no puedes esperar tanto. ¿Dónde estarás dentro de dos años?

Ahora tienes 16 y echaste un polvo. Y estás embarazada. Dentro de dos años quieres marcharte del pueblo, matricularte en la universidad, trabajar...

Tienes 16 y estás embarazada. Aunque tu madre te diga que no, aunque tu padre no te mire a la cara... Tienes 16 y estás embarazada.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Mmmm, para eso existen los métodos anticonceptivos, no?. Abortar sólo porque quizo pasar el rato (sin cuidarse siquiera), esa una salida muy facilista y egoista. Si hubiera sido violada o su vida corriera un riesgo con el embarazo ahi si sería razonable el aborto. Pero insisto abortar por haber "pasado el rato" me parece una estupidez y una irresponsabilidad, tan "madura" fue para irse a la cama, que sea lo suficiente madura entonces para asumir su nueva responsabilidad.

Eso es lo que yo imagino.

Anónimo dijo...

Nooooooo
No es abortar porque quiso pasar el rato... Pasó un buen rato e igual que tuvo derecho a eso ahora debería tenerlo para decidir sobre su propia vida y maternidad...
Madurez??? Madurez es tomar la decisión de no ser madre en un momento en el que no es factible por tu edad, situación o lo que sea, eso es madurez...
Nadie más que esta chica debe decidir, nadie debe opinar, es su cuerpo y su vida, se le debe ese respeto...

Anónimo dijo...

Madurez hubiera sido si ella se hubiera cuidado al tener relaciones (y de paso pedirle a su pareja de turno que hiciera lo mismo), asi es como evitaría un embarazo y a través de ese cuidado ejercía su derecho a ejercer su sexualidad y evitaba una maternidad que ella no deseaba.

Insisto no por gusto se inventaron los métodos anticonceptivos.

Anónimo dijo...

Ah por cierto, encontré una declaración feminista contra el aborto, elaborada por Feminists for life in America, en especial el último punto me parece interesante:

Muchas de nosotras, involucradas por muchos años en el movimiento feminista, reconocemos que el aborto dificulta la igualdad y los derechos de la mujer, y que también degrada a la mujer individualmente.

A estas conclusiones hemos llegado por las siguientes razones:


1)Porque tenemos conocimiento de las situaciones reales que llevan a la mujer a abortar, incluyendo la actitud hostil al embarazo, la explotación médica y sexual, la insensibilidad a las necesidades de la nueva madre, la presión económica y la baja auto-estima; el conocimiento también del trauma que sufren muchas mujeres después del aborto.

2)Porque reconocemos que la discriminación en contra de cualquier miembro de la raza humana socava la base misma del feminismo; no se debe discriminar contra el niño por nacer, por aquellos que reclaman la igualdad, discriminación que resulta fatal para éste.

3)Porque somos fieles a la filosofía feminista tradicional, la cual repetidas veces condenó el aborto como una atrocidad, impuesta por la fuerza a la mujer por una sociedad dominada por el hombre machista.

4)Porque estamos conscientes de que gran parte del apoyo al aborto proviene de motivos egoístas que no tienen nada que ver con el bienestar de la mujer, --tales como las ganancias lucrativas de los aborteros; el deseo de explotación sexual de la mujer por parte de los hombres que evitan el asumir la responsabilidad por los hijos concebidos; y el interés de los eugenesistas de eliminar globalmente a los que ellos catalogan como "comensales inútiles."

5) Porque tememos que debido al aumento cada vez mayor en el número de abortos de bebés basados en la selección del sexo, la discriminación basada en el género se ha extendido por el aborto al período pre-natal, con consecuencias mortales para las niñitas.

Lo saqué de esta página: http://www.vidahumana.org/vidafam/feminismo/fem_abort.html

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

¿Y...?
¿Ese grupo feminista debe valer como una fuente de auoridad? ¿Por qué y en qué sentido? ¿Qué es la "filosofía feminista tradicional"?

Lo que tengo claro, después de leer todo esto, es que esas personas no tienen ni idea de lo que sucede a pie de calle, de lo que piensan y hacen las mujeres hoy en día.

Por eso sus discursos se dirigen a criminalizar, enjuiciar y en cualquier caso culpabilizar la libertas femenina.

Porque no olvidemos que esto es algo que concierne a las mujeres, y a nadie más (no es casual que en la entrada original no se haga referencia a nadie más).

Y mezclar el debate del derecho al aborto con el tema de la selección del sexo me parece perverso, porque son dos cosas que no tienen nada que ver. Claro que lo segundo me parece execrable. Pero nada tiene que ver con la protección de un derecho legítimo a decidir sobre el propio cuerpo.

Anónimo dijo...

Bibi, vive y deja vivir!!!
Viva la mujer que no te interrumpió voluntariamente tu vida durante su embarazo!!!
Viva la madre que te concibió!!!
Subhumano
En 1930, Alfred Rosenberg en Der Mythus des 20. Jahrhunderts utilizar el término Untermensh (subhumano) para referirse a aquellos que, supuestamente, se hallaban por debajo de lo humano. El término hizo fortuna y en 1933, una publicación de la SS titulada precisamente El subhumano cargó contra los judíos indicando que pertenecían a esa categoría. En 1942, la Oficina principal de la raza del III Reich distribuyó un panfleto titulado Der Untermensch (El subhumano).

El texto tuvo una tirada de 3.860.995 ejemplares en alemán y además se tradujo a otras catorce lenguas europeas más. En la obra se señalaba que “el subhumano, que biológicamente aparenta ser una creación de la naturaleza similar con manos, pies y una especie de cerebro, con ojos y una boca, es, sin embargo, una criatura completamente diferente”. A esas alturas, el método nacional-socialista resultaba obvio. Para emprender con éxito la gigantesca tarea de exterminar a millones de seres humanos, antes había que desproveerlos de su condición de tales. Apelando a la ciencia – una ciencia risible, dicho sea de paso, judíos, enfermos mentales, personas con dolencias irreversibles fueron clasificados como algo vivo, pero no humano. Una vez colocados en ese grupo, la tarea del exterminio masivo podía llevarse a cabo con total tranquilidad. Y, efectivamente, así fue. Comento todo esto no por el gusto de desplegar ante el lector algunos datos poco conocidos de la Historia del nacional-socialismo alemán, sino para indicar que estaba prácticamente convencido de que el concepto de subhumano había quedado confinado a las páginas más siniestras de la Historia hasta que esta semana tuve ocasión de escuchar a la ministra Aído afirmando que un feto era un ser vivo, pero no un ser humano como había dejado de manifiesto la ciencia. Si en vez de escuchar semejante dislate con acento andaluz lo hubiera oído en alemán, les doy mi palabra de honor de que hubiera puesto mi mano en el fuego porque acababa de pronunciarlas un convencido miembro del partido nacional-socialista obrero alemán (NSDAP). Si la ignorancia es una eximente – y resulta más que dudoso – quizá la ministra sea inocente, pero esa circunstancia no se puede aplicar a Ángel Gabilondo, el ministro de educación. Cualquier persona decente habría respondido que las palabras de la ministra son, como mínimo, una majadería. Pero, interrogado sobre ellas, el señor Gabilondo prefirió escudarse en la frivolidad para no descalificar a su más que objetable compañera de gabinete. Para ser sinceros, no sé cuál de las conductas me parece peor, si la de una ignorante que priva a seres inocentes de su carácter humano para legitimar que se los extermine en masa sin el menor escrúpulo de conciencia o la del profesor universitario que, encaramado a una poltrona ministerial, se inhibe con una gracieta de denunciar semejante barbaridad. En el III Reich, hubo idealistas, no pocas veces semianalfabetos, dispuestos a ejecutar cualquier orden que procediera de su Führer como una señal de progreso, pero tampoco faltaron sujetos con más instrucción, ascendidos a cátedras o ministerios, que se limitaron a mirar hacia otro lado al ver cómo se expulsaba a los judíos de sus trabajos y se preparaba a la población para el baño de sangre. Se puede discutir quién tuvo más culpa del genocidio, pero sus bases quedaron asentadas cuando alguien afirmó que algunos seres humanos eran subhumanos.

Anónimo dijo...

Soy la anónima 1,3 y 4.

A mi me parecen razonables los motivos que da ese grupo feminista para no abortar "porque si" (que ojo sólo debería practicarse en casos muy pero muy extremos). Y esto te lo dice una mujer joven (24años) de a pie y que ni siquiera es religiosa (lo digo por si las dudas).

Asi como muchas feministas se consideran con autoridad de abogar por el aborto libre ¿Porqué ellas no pueden abogar por lo contrario?, no entiendo porque cuestionar si tienen o no autoridad para ello.

"Por eso sus discursos se dirigen a criminalizar, enjuiciar y en cualquier caso culpabilizar la libertas femenina".

Criminalizar, enjuiciar???, al menos en ese manifiesto no he visto nada de eso, dicen cosas que como ya dije me parecen muy ciertas y hasta acordes con la realidad.

"Y mezclar el debate del derecho al aborto con el tema de la selección del sexo me parece perverso, porque son dos cosas que no tienen nada que ver. Claro que lo segundo me parece execrable".

Yo creo que INDIRECTAMENTE si se relacionan el derecho al aborto y la selección del sexo.

"(...) protección de un derecho legítimo a decidir sobre el propio cuerpo".

Totalmente deacuerdo contigo, pero también hay que pensar en ese pequeño ser que no puede decidir por si mismo, que no pidió que su madre pasara una noche de placer sin cuidarse y sólo porque ella no se siente preparada va a quitarle la oportunidad de vivir, por último para eso existen las adopciones, cuántas mujeres hay también que desean madres y no pueden serlo.

Yo soy una de las primeras en aplaudir muchas de las libertades que tenemos las mujeres actualmente, pero por eso no podemos volvernos totalmente egoistas, frías, a muchos "hombres" irresponsables les convendría que una mujer pueda abortar libremente (y hay quienes obligan a hacerlo) y con todas las de la ley ¿Han sugerido Uds. qué se podría hacer en esos casos?

En vez de abogar por el facilismo del aborto libre, debería abogarse por mejorar la educación sexual.

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Anónima 1, 3 y 4: La interrupción voluntaria del embarazo es un derecho legítimo que deben tener todas las mujeres. Deben ser libres para decidir; naturalmente, eso incluye los casos en los que alguien pueda presuntamente obligarlas a abortar (algo que vulneraría por completo su libertad de decisión).

Creo que la capacidad de decidir libremente, que se llama autonomía, no debe confundirse con frialdad o egoísmo en ningún caso. Tomar decisiones sobre la propia vida NO es egoísta.

Finalmente, también dirigido al Anónimo experto en el III Reich, NO, la vida celular embionaria es vida, pero no vida humana. Así que sí, estoy de acuerdo con nuestra Ministra de Igualdad; curioso, además, todo lo que se deslegitima e incluso insulta a Bibiana Aído, siempre por principio más ignorante y analfabeta que cualquiera de sus compañeros de Gobierno varones (muy significativo).

Y naturalmente que lo más importante de la nueva ley es la estrategia de educación sexual que prevé. Como siempre, el énfasis debe ponerse en las políticas preventivas. Esto es algo en lo que Bibiana Aído insiste siempre que se le pregunta. Pero nadie parece escuchar demasiado.

Finalmente, este es un debate (el de aborto sí-aborto no) que ya tuvo lugar en los años 80. Se zanjó con la aprobación de la ley de 1985, y, durante más de 20 años, nadie ha dicho nada. Ahora que quiere aprobarse una nueva ley, que por un lado protege efectivamente a mujeres y profesionales médicos, y por otro es MÁS regulativa que la anterior, surge el debate otra vez. Y quedó zanjado hace tiempo. Esto no puede ser como el eterno retorno de Nietzsche... Así no avanzaremos nunca.

Saludos.

Anónimo dijo...

Perdona pero eres tú la que ha iniciado el debate con tus post "autoritarios". Estoy totalmente de acuerdo en que abortar es un derecho que debe reconocerse por encima de todo, pero por tus palabras pareces decir que el aborto es una "opción" más anticonceptiva. Adolescente de 16 años, te habla Lola, la autoridad moral que te va decir lo que está bien y lo que está mal.
Creo que la que no tiene ni idea de lo que pasa en la calle eres tú. Pareces tener la voz de la experiencia y me parece que es todo una fachada panfletaria. Mucha teoría, sí, pero poca práctica. Me gustaría verte a tí quedándote embarazada y teniendo que abortar. Seguro que no lo harías tan alegremente como le dices a la chica de 16 años. A veces hay que conocer la realidad, vivirla de cerca, y entonces defender el derecho al aborto como tú lo defiendes. Lo siento pero desde el sofá de tu casa no me vale. Y doy mi cuello a que esto es una verdad como un puño, que tú nunca te has visto en una tesitura tal que tengas que decidir sobre tu vida y la de otro ser (humano, vivo, llámalo x). Sé más humilde y comprensiva y, sobre todo, tolerante. No eres nada tolerante con otras opiniones. Me he dado cuenta en el resto de tu blog. Tu opinión es la única válida y, con ese punto de partida, te va a ir fatal en la vida.
Esa es mi "humilde" opinión.

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

¿Humilde opinión? Ja, ja, no da esa impresión.

Yo no he animado alegremente a nadie a abortar (!!!), ni siquiera a la adolescente hipotética de 16 años de la que hablaba.

Y no soy ninguna autoridad moral, ni en el tema del aborto ni en ningún otro (de hecho, no creo que exista ninguna autoridad moral en ese tema). Dudo mucho de que mi blog pueda considerarse autoritario, a no ser que con ello estés confundiendo autoritarismo con posicionamiento acerca de cuestiones morales o políticas. Decidir libremente no es egoísta; opinar no es ser autoritaria (aunque nuestra moral judeo-cristiana nos lo haya enseñado así durante siglos).

De hecho, creo que generalmente soy bastante tolerante. Generalmente; lo cual no quita para que no tolere (y vaya a seguir sin hacerlo) las injerencias o los comentarios sobre mi vida privada (algo que sucedió en alguna ocasión), o los insultos contra mí o contra quien sea.

Si pensara que mi opinión es la única válida ni siquiera podría tener un blog. Pero eso no significa que no pueda creer que el debate de aborto sí-aborto no está ya más que superado (se trata de un derecho positivo, afirmado jurídicamente).

A mí me da la sensación (a lo mejor también puedes comprobarlo en otros lugares del blog) que muchas personas responden con mucha violencia, y eso es algo que, como decía, no tolero, ni en el blog ni fuera de él.

Todos y todas podemos opinar, dando razones, pues en eso se basa el diálogo. Y es una de las cosas positivas de la blogosfera. La violencia quiebra esas condiciones de diálogo.

Saludos.

Página vista en total