miércoles, 18 de marzo de 2009

Me uno a la campaña de Las Linces


Las Linces es una iniciativa en contra de la ofensiva de los obispos en relación al tema del aborto. Me uno, sin duda alguna:




Porque es vergonzoso que continúen diciéndonos lo que tenemos que hacer con nuestros cuerpos.


Porque es vergonzoso que sigan diciéndonos lo que NO tenemos que hacer con ellos.


Porque yo hace tiempo que alcancé, como el resto de las mujeres de este país, la mayoría de edad, y, como tal, HAGO LO QUE ME DA LA GANA.


Porque no voy a aceptar crucifijos ni rosarios en mis ovarios.


Porque estoy harta de presiones, chantajes y culpas sobre la vida y la libertad de las mujeres; vengan las mismas de la Iglesia, de los partidos conservadores o de la llamada comunidad científica.


Porque el debate, hoy, no es ABORTO SÍ/ABORTO NO (el aborto es un derecho conseguido); el debate hoy es ABORTO EN QUÉ CONDICIONES.


Porque voy a mantenerme alerta, muy alerta, ante cualquier intento de retroceso, coacción o represión en este tema, en los próximos meses, y no voy a pasar ni una sola.


Por todo eso os invito a que os unáis a la causa. Si entráis en el enlace del blog podréis leer cómo.


Saludos.



12 comentarios:

Basilio Pozo-Durán dijo...

yo también me sumé, saludos ;-)

Anónimo dijo...

¡¡¡No a la violencia de género;
También NO a la VIOLENCIA DE EDAD!!!
MATAR NO ES UN DERECHO:
Lo que es descabellado es que una IDEOLOGÍA NECRÓFILA esté ocupando el Parlamento y Gobierno (y parace que también el Judicial), y nos esté llevando decidida y abiertamente a apostar por la MUERTE y el asesinato de los humanos más indefensos de todos, los que están en las barriguitas de sus madres.
Es deprimente saber que tengo compatriotas tan cobardes como para justificar la alevosía que conlleva el ASESINATO de menores.
Igual que la ley de la gravedad no se puede cambiar por mayorías parlamentarias, donde hay un ser humano es imposible negar su existencia por igual mayoría parlamentaria. Cuando los parlamentarios que defienden este GENOCIDIO SILENCIOSO estén cerca de la muerte, habrán de saber que sobre sus espaldas pesan miles de VIDAS SESGADAS por la avaricia y codicia socialista. Millones de mujeres que han matado, se han arrepentido amarga y desconsoladamente cuando más tarde han sido conscientes del CRÍMEN al que el MOVIMIENTO NECRÓFILO le ha achuchado a cometer.
El ABORTO es la
DESPENALIZACIÓN,
LEGALIZACIÓN,
AMPARO JURÍDICO
DEL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA.
El PARTIDO NECRÓFILO en el Gobierno nos quiere vender la moto de que MATAR es un derecho. Un derecho de la mujer. MATAR no es un derecho, sea cual sea la edad de la VÍCTIMA.
Es lamentable que sea considerado una “conquista social” el hecho de despenalizar el ASESINATO por cuestión de la edad de la víctima. ¿La próxima “conquista social” cual será, despenalizar el asesinato de los mayores de 60 porque no son 100% productivos?.
Esto es PROGRESAR, con todas sus letras.
Esto es lo que nos prometían con su IMPLEMENTACIÓN DEL SOCIALISMO.
Este es el preámbulo de la decadencia y de la Camboya socialista:
MATAR, MATAR, MATAR, MATAR, MATAR (y la tentativa de ASESINATO SILENCIOSO MASIVO es tan burda que ni la contínua PERVERSIÓN DEL LENGUAJE de la que la RELIGIÓN NECRÓFILA hace gala puede esconder esta vez sus crueles e intrínsecas intenciones).
Y es que es necesario alzar la voz por aquellos que por circunstancias de la vida, aún no pueden dejarse oir, y que tal vez nunca les dejen ver la luz del sol, pese a que ya han nacido a la vida.

Incluso a la PROFETA DE LA MUERTE (y vergüenza de su madre), la señora ministra Bibiana Aído, le deseo lo mejor, y me partiría la cara porque a ella nunca la hubiesen podido MATAR mientras estaba estaba ya viva en la barriguita de su madre. Igual que ella, todos los que vienen por detrás también tienen el DERECHO A VIVIR!!!!
No hace falta ser católico para respetar la ciencia y defender la vida. Basta con conocer el dato de que el concebido ya está vivo. No dejes que te confundan con artimañas como que esa criatura es inviable: si a ti o a mi nos sacan de nuestro espacio natural, y nos sumergen en el agua o bajo tierra, también nos convertimos en inviables para la vida.
Síntoma de la confusión a la que nos inducen es que con nuestro propio dinero robado en forma de impuestos, nos lo devuelvan en forma de migajas y condicionado a RENOVAR EL COCHE, O EL FRIGORÍFICO, y cosas así, y en cambio la única "ayuda" que se les da a las madres es MATAR a las criaturas que llevan dentro, convertir su seno en CAMPOS DE CONCENTRACIÓN LEGALIZADOS. Un poquito de por favor...
El caso es MATAR, a cualquier precio, INSULTANDO, DENIGRANDO, y ATACANDO al que defiende la vida. Seguir con la MUERTE hacia adelante, con CONTUMACIA, a cualquier precio.
Una vez más, se pone en evidencia la máxima antihumanista:
¡¡¡SOCIALISMO O MUERTE, VALGA LA REDUNDANCIA!!!

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Hola

Me consta que la inciciativa ha sido un éxito, y me alegra, le pese a quien le pese. Me siento orgullosa si mi adhesión ha podido servir para que una sola persona se uniera también.

Por lo demás, no voy a perder tiempo: cuánto se preocupan, de repente, algunos sectores misóginos, patriarcales, por proteger la vida (celular, no humana), siempre que esa vida no sea la de las mujeres. Ya está bien.

Ya está bien.

Anónimo dijo...

Hola Lola, entiendo tu opinión y la respeto, pero estoy totalmente en contra porque pienso que la vida humana comienza con la unión entre ovulo y espermatozoide, desde ese momento comienza un proceso continuo de formación del ser humano.

¿Cuando crees tu que comienza la vida? ¿En que momento el aborto pasaría a ser asesinato?

Creo que el problema del aborto viene por el dilema de la formación del ser humano, sin determinar una fecha en la que el feto pasa a ser persona es dificil ponerse de acuerdo, puesto que tendriamos una libre interpretación de si hemos asesinado o solo prevenido una posible vida.

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Hola

Creo que lo importante, ahora mismo, es señalar que este debate ya tuvo su momento, al comienzo de los años 80. El derecho al aborto se encuentra legalmente afirmado, en nuestro país, desde 1985; lo que ahora se debate son las condiciones en las que se desarrollará ese derecho a partir de ahora (no el derecho en sí).

Así que creo que deberíamos evitar repetir polémicas que nos impidan avanzar.

Saludos

Anónimo dijo...

Porque algo se acepte en un determinado momento de la historia no quiere decir que sea bueno, podria ponerte muchisimos ejemplos, la tierra plana, el codigo de Hamurabi, el sufragio másculino, la esclavitud, etc.

En España esta permitido abortar en ciertos supuestos que no cubren en absoluto el aborto libre, por lo que es necesario replantear el aborto.

El articulo que citas es el 417 bis (antiguo código penal)
No será punible el aborto practicado por un médico, o bajo su dirección, en centro o
establecimiento sanitario, público o privado, acreditado y con consentimiento
expreso de la mujer embarazada, cuando concurra alguna de las circunstancias
siguientes:
1º: Que sea necesario para evitar un grave peligro para la vida o la salud física o
psíquica de la embarazada y así conste en un dictamen emitido con anterioridad a
la intervención por un médico de la especialidad correspondiente, distinto de aquél
por quien o bajo cuya dirección se practique el aborto. En caso de urgencia o riesgo
vital para la gestante, podrá prescindirse del dictamen y del consentimiento
expreso.
2º: Que el embarazo sea consecuencia de un hecho constitutivo de delito de
violación del artículo 429, siempre que el aborto se practique dentro de las doce
primeras semanas de gestación y que el mencionado hecho hubiese sido
denunciado.
3º: "Que se presuma que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o
psíquicas, siempre que el aborto se practique dentro de las veintidós primeras
semanas de gestación y que el dictamen, expresado con anterioridad a la práctica
del aborto, sea emitido por dos especialistas del centro o establecimiento sanitario,
público o privado, acreditado al efecto, y distintos de aquél por quien o bajo cuya
dirección se practique el aborto.

El aborto en España no es un derecho fuera de estos supuestos.

Entiendo que no quieras reabrir este debate, pero a mi me parece más vivo que nunca, yo solo quiero cambiar opiniones con alguien a favor del aborto para entender su punto de vista, pero si no tienes ganas o tiempo de debatir sobre esto dimelo y lo dejamos.

Si tienes ganas respondeme a la pregunta que te hice, por favor, porque me intriga mucho saber cuando pensais que pasa de aborto a asesinato.

Un saludo y gracias por contestar

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Hola Anónimo

Sí es un derecho, aunque sea en esos supuestos; por eso se trata de ampliar para garantizar la libertad de las mujeres.

En cuanto a la pregunta sobre cuándo comienza la vida humana... no me siento preparada para dar una respuesta. Sí creo que a un conjunto de células creciendo y multiplicándose no se le puede llamar ser humano. En cualquier caso, en esto creo que deben ser expertas y expertos quienes determinen cuáles son los plazos idóneos, y creo que es justamente lo que se está haciendo.

Me preocupa mucho todo ese debate en torno a la vida humana, porque nunca se dirige a la dignidad y el respeto a la vida de la madre, que debe ser libre para decidir no serlo. Para mí la vida de la madre siempre va a tener más importancia que la del feto (no hablo sólo de abortos, sino de otros supuestos médicos), quizás porque entiendo que la palabra "vida" no se refiere sólo a un montón de células multiplicándose, sino que es un concepto con otras implicaciones de desarrollo social, moral, etc.

Saludos

Anónimo dijo...

Tienes una gran razón en la importancia de la madre, debe protegersela en todo momento y su vida siempre prima sobre la vida del feto.

Hay distintas teorias sobre el comienzo de la vida que barajan desde la fecundación del ovulo y espermatozoide hasta el momento en que ese ser es capaz de realizar las funciones vitales por si mismo(respiración, digestión,relación,etc.),cada una de estas teorias avaladas por distintos cientificos.

Yo defiendo la vida desde su comienzo, creo que es en la fecundación. Por eso la defiendo desde ese momento y me cuesta hablar de aborto y menos en semanas avanzadas del embarazo. Entiendo que tu no podras negar esta teoria, si cuestionarla, pero no negarla completamente.

Me cuesta verel aborto como un derecho, no creo que ninguna mujer quiera abortar, las que no quieren tener hijos no desean quedarse embarazadas, por lo que quedarse embarazadas y abortar es algo que desearian nunca pasara y las madres que quieren tener hijos es obvio que no desean abortar.
Asi pues el aborto es una última opción (la primera son los anticonceptivos) para los embarazos no deseados.

Y no sería mejor, dada la alta tasa de abortos entre adolescentes, que antes de plantearnos el derecho del aborto nos planteemos dar una educación sexual de calidad a nuestros jovenes.
Ante la posibilidad de acabar con una vida es importante buscar las razones del aborto y prevenirlas, puesto que evitara algo por lo que creo que ninguna mujer desearia pasar.

Lola Fernández de Sevilla Gómez dijo...

Está claro que el aborto no es precisamente una diversión para las mujeres. Pero que las mujeres no deseen quedarse embarazadas y por lo tanto tener que interrumpir sus embarazos no significa que el aborto no sea un derecho. Tampoco desea nadie que le hagan un trasplante de corazón, y si se dan las circunstancias precisas claro que reclamamos el derecho a que nos lo hagan. Deseo y derecho no son lo mismo, pero debe existir una base legal de derechos garantizados.

Claro que debe existir educación sobre derechos sexuales y reproductivos. Pero es que la actual reforma legislativa no se propone acabar con ella; al contrario, me consta que se van a redoblar esfuerzos en este sentido. Yo también creo que la prvención, en esto como en casi todo, es la mejor arma. Por eso me escama tanto que desde ciertas entidades, como por ejemplo la Iglesia católica, se critique a la vez el aborto y la utilización de anticonceptivos. Entonces, ¿cuál es la opción? Porque, si me hablan de abstinencia me echaré a reír...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Disculpa no estoy de acuerdo contigo, el aborto es un asesinato en todas sus letras, y de seres incapaz de defenderse, no es cuestion de iglesia ni de religion, es cuestion de derechos humanos, y el principal derecho humano en el que todos se basan es el derecho a la vida, para que se puedan cumplir los demas, no deben pasar sobre este primer derecho.
Ademas si lo que exigen es libertad de hacer, es valido, pero mejor ten libertad pero tambien conciencia y si no quieres un embarazo cuidate, mas no quieres que una ley te ayude a desahacerte del producto de tu irresponsabilidad y falta de conciencia, no es justo.
Siempre he estado en contra del aborto, desde que pude hacer conciencia de lo que era, y mira que era una niña de 12 años, y ahora mas que nunca, y te lo dice una mujer que no logra quedar embarazada y que es lo que mas desea en el mundo, y me da tanta tristeza, impotencia, coraje pensar que hay mujeres que con la facilidad del mundo y ahora de la ley van y se desahacen de ese inocente, cuando yo daria mi alma por tener en mi vientre a un pequeñin creciendo y llenandose de vida...

Anónimo dijo...

Bibi, vive y deja vivir!!!
Viva la mujer que no te interrumpió voluntariamente tu vida durante su embarazo!!!
Viva la madre que te concibió!!!
Subhumano
En 1930, Alfred Rosenberg en Der Mythus des 20. Jahrhunderts utilizar el término Untermensh (subhumano) para referirse a aquellos que, supuestamente, se hallaban por debajo de lo humano. El término hizo fortuna y en 1933, una publicación de la SS titulada precisamente El subhumano cargó contra los judíos indicando que pertenecían a esa categoría. En 1942, la Oficina principal de la raza del III Reich distribuyó un panfleto titulado Der Untermensch (El subhumano).

El texto tuvo una tirada de 3.860.995 ejemplares en alemán y además se tradujo a otras catorce lenguas europeas más. En la obra se señalaba que “el subhumano, que biológicamente aparenta ser una creación de la naturaleza similar con manos, pies y una especie de cerebro, con ojos y una boca, es, sin embargo, una criatura completamente diferente”. A esas alturas, el método nacional-socialista resultaba obvio. Para emprender con éxito la gigantesca tarea de exterminar a millones de seres humanos, antes había que desproveerlos de su condición de tales. Apelando a la ciencia – una ciencia risible, dicho sea de paso, judíos, enfermos mentales, personas con dolencias irreversibles fueron clasificados como algo vivo, pero no humano. Una vez colocados en ese grupo, la tarea del exterminio masivo podía llevarse a cabo con total tranquilidad. Y, efectivamente, así fue. Comento todo esto no por el gusto de desplegar ante el lector algunos datos poco conocidos de la Historia del nacional-socialismo alemán, sino para indicar que estaba prácticamente convencido de que el concepto de subhumano había quedado confinado a las páginas más siniestras de la Historia hasta que esta semana tuve ocasión de escuchar a la ministra Aído afirmando que un feto era un ser vivo, pero no un ser humano como había dejado de manifiesto la ciencia. Si en vez de escuchar semejante dislate con acento andaluz lo hubiera oído en alemán, les doy mi palabra de honor de que hubiera puesto mi mano en el fuego porque acababa de pronunciarlas un convencido miembro del partido nacional-socialista obrero alemán (NSDAP). Si la ignorancia es una eximente – y resulta más que dudoso – quizá la ministra sea inocente, pero esa circunstancia no se puede aplicar a Ángel Gabilondo, el ministro de educación. Cualquier persona decente habría respondido que las palabras de la ministra son, como mínimo, una majadería. Pero, interrogado sobre ellas, el señor Gabilondo prefirió escudarse en la frivolidad para no descalificar a su más que objetable compañera de gabinete. Para ser sinceros, no sé cuál de las conductas me parece peor, si la de una ignorante que priva a seres inocentes de su carácter humano para legitimar que se los extermine en masa sin el menor escrúpulo de conciencia o la del profesor universitario que, encaramado a una poltrona ministerial, se inhibe con una gracieta de denunciar semejante barbaridad. En el III Reich, hubo idealistas, no pocas veces semianalfabetos, dispuestos a ejecutar cualquier orden que procediera de su Führer como una señal de progreso, pero tampoco faltaron sujetos con más instrucción, ascendidos a cátedras o ministerios, que se limitaron a mirar hacia otro lado al ver cómo se expulsaba a los judíos de sus trabajos y se preparaba a la población para el baño de sangre. Se puede discutir quién tuvo más culpa del genocidio, pero sus bases quedaron asentadas cuando alguien afirmó que algunos seres humanos eran subhumanos.

Página vista en total