sábado, 27 de diciembre de 2008

2008

Últimamente siento que tengo el blog medio abandonado. Entre el trabajo y las fiestas estoy todo el día sin parar. De todas formas, quería dejar algunas líneas antes de que termine el año. No soy muy dada al sentimentalismo del cambio de año; ahora todos los medios de comunicación escriben y publican palabras y más palabras sobre el balance de 2008, etc. No sé por qué, pero lo del cambio de año no me dice nunca demasiado. De todas formas, el paso a 2009 significa que pronto hará un año que este blog existe, así que sí, me siento orgullosa. Además, quizás sea buena idea recordar algunas cosas que han sucedido este año, y sobre todo comentar algo de lo que (creo) nos espera en 2009.

Ayer leía un artículo en el que se analizaba la situación de la subcomisión creada para estudiar la nueva Ley del aborto que, si todo va según lo previsto y mal que le pese al conservadurismo de este país, nacerá en 2009 (http://www.elpais.com/articulo/sociedad/llamo/ninos/embarazos/tamano/real/elpepisoc/20081226elpepisoc_2/Tes). Esperemos que, puesto que las suyas son las únicas vidas humanas que están en juego en todo este asunto, responda de verdad a las demandas de las mujeres.

Creo que 2008 ha sido un año intenso. Comenzamos precisamente con el enjuiciamiento de todas aquellas mujeres que habían abortado y que puso de manifiesto aquello que desde las asociaciones feministas ya se sabía: la desprotección e inseguridad jurídica de las mujeres con la Ley actual. Así que, repito, espero que el final de este año suponga de verdad una esperanza para todas nosotras.

En marzo tuvimos elecciones generales y renovamos Gobierno; aún conservo una contractura en el cuello como recuerdo de todo ello. Bueno, eso y algunas otras cosas bastante más agradables. Últimamente no oímos hablar más que de crisis económica; yo espero que la solución a la misma venga de la mano de las medidas integrales de cambio en las que creemos y por las que optamos en marzo (así, por lo menos, podremos decir que esta crisis nos enseñó cosas positivas y aprendimos de nuestros errores).

Con el nuevo Gobierno se creó el Ministerio de Igualdad, cuya titular, Bibiana Aído Almagro, tiene todavía una ingente labor por delante. Creo que pocas veces me he sentido tan orgullosa. Necesitamos debate, movimiento y polémicas; necesitamos que la igualdad se convierta (o siga siendo) un tema en boca de todo el mundo, todos los días del año.

Este año, por desgracia, vamos a registrar una cifra (me temo) bastante alta en lo que a víctimas mortales de violencia de género se refiere. Las cifras oficiales (Ministerio de Igualdad) hablan de más de 60 mujeres muertas; otras organizaciones, que contabilizan casos no recogidos por la Ley, pero cuyas víctimas también han muerto por ser mujeres (ver entrada de 22/11/2008, "Violencia de género que no computa": http://lamujerquemedelaganadeser.blogspot.com/2008/11/violencia-de-gnero-que-no-computa.html), realizan un cómputo que se aproxima a las 100. Da lo mismo: seguirán siendo demasiadas mientras haya una sola, no asesinada sino molestada o violentada de cualquier forma.

En noviembre Barack Obama ganó las elecciones estadounidenses, con el "Yes, we can" del cambio que anuncia para su país y para el mundo entero. Amén si realmente así es.

¿Qué más? He mencionado hechos políticos, fundamentalmente; aunque lo político, siempre, se funde con lo personal y en lo personal, este año, también ha estado lleno de cambios y sucesos para mí. Algunos, espero, culminarán y florecerán en 2009.

Seguro que me he dejado montones de cosas sin mencionar. Así que, si a alguien le apetece, agradeceré las aportaciones. ¡Feliz entrada en 2009!

2 comentarios:

CLARA dijo...

FELIZ ANOO COMPAGNERA DE LA RED!

Anónimo dijo...

Feliz Año Clara!
Espero que continuemos leyéndonos y escribiéndonos este año.

Muchos besos!!

Página vista en total